Articulo

5 de Junio, Día Mundial del Medio Ambiente

5 de Junio, Día Mundial del Medio Ambiente

5 de Junio, Día Mundial del Medio Ambiente y la importancia de restaurar suelos de Zonas Áridas degradadas: IPICYT

· Estos problemas solo pueden resolverse a través de acciones multisectoriales, tomando en cuenta aspectos comunitarios, sociales y económicos para proponer soluciones integrales y globales.

· Los ecosistemas de Zonas Áridas y semiáridas, de las que el estado de SLP tiene una cobertura cercana del 70%, tienen gran contribución a la estabilidad climática y a los procesos ecosistémicos globales.

Este 5 de junio se conmemora el Día Mundial del Medio Ambiente, y se celebran además 10 años en que las Naciones Unidas impulsó la importancia de la Restauración de los Ecosistemas, hay desafíos que implican la desertización, deforestación y destrucción de los hábitats naturales, -es un periodo trascendental en el tema de medio ambiente y el devenir del ser humano para las siguientes décadas-, indicó la doctora Nguyen Esmeralda López Lozano, Investigadora de la División de Ciencias Ambientales del IPICYT.

Esmeralda López Lozano, Doctora en Ciencias por la UNAM, junto a su grupo de investigación en el IPICYT, se dedican a estudiar las comunidades microbianas que viven en los suelos de zonas áridas, tratando de descifrar que factores afectan los procesos de movilización de nutrientes esenciales como fósforo y nitrógeno en los que estas comunidades microbianas participan, además de entender cómo pueden facilitar la tolerancia al estrés ambiental en las especies vegetales de estas regiones.

Dijo que actualmente se buscan estrategias de conservación y restauración de estos ecosistemas. En el caso de San Luis Potosí, en donde casi un 70% de su cobertura es desértica, es trascendental la restauración de los suelos degradados como una oportunidad de ayudar a recuperar valiosos recursos bióticos y abióticos, a través de ciencia, investigación y colaboración multidisciplinaria de la que se apropie el sector gubernamental y social.

-Tenemos que ayudarles a estos ecosistemas a recuperarse de la degradación derivada de los cambios de uso de suelo y sobre explotación de los recursos, a través de acciones multisectoriales, ir desde la ciencia básica a la ciencia aplicada, sin dejar de tomar en cuenta aspectos comunitarios, sociales y económicos para proponer soluciones integrales y globales en esta problemática. Esto es algo urgente de atender en México, y desde luego en San Luis Potosí-, agrega la Investigadora de la División de Ciencias Ambientales del IPICYT.

Por último, refiere que se tiene una percepción social equivocada de que las zonas áridas no tienen una gran contribución a la estabilidad climática o a los procesos ecosistémicos; sin embargo, poseen una gran biodiversidad que va de los microorganismos hasta en las plantas, como las emblemáticas cactáceas. Además poseen una de las mayores proporciones de cobertura en el planeta, por lo que son importantísimas para regular procesos a nivel global. Los desiertos mexicanos están más vivos de lo que a veces pensamos y requieren ser conservados-, agrega López Lozano.

Comparte:

Artículos Sugeridos: