Y Que Plan - Árbol Genealógico

Árbol Genealógico

Árbol Genealógico

Árbol Genealógico

Para comprender esto mejor, debemos entender que la sanación del árbol genealógico no significa sanar a nuestros familiares, ni mucho menos resolver sus problemas. Sanar nuestro árbol significa sanarnos a nosotros mismos de las cargas que recibimos a través de la memoria familiar.

El análisis del árbol familiar puede ser una efectiva herramienta para reconocer y sanar nuestros propios problemas. A través del estudio del árbol genealógico podemos descifrar cómo el inconsciente familiar se relaciona con el inconsciente personal.

Cuando nacemos llegamos a formar parte de una historia familiar, que está constituida por todas las experiencias de nuestros antepasados y éstas conforman la llamada memoria colectiva. Aquellas situaciones podrían afectarnos de forma positiva o negativa, según el tipo de vivencias y decisiones que tomaron nuestros familiares. Podemos recibir de ellos dones o virtudes, así como conocimiento debido a su aprendizaje, al igual que también recibimos cargas emocionales y asuntos inconclusos que pueden influir en nuestra vida actual.

Es seguro que existieron muchas situaciones en nuestro árbol genealógico que generaron sufrimiento, y algunos de sus miembros no pudieron asimilar emocionalmente aquellos problemas o no supieron hacerse responsables de sus actos. Estas heridas en nuestro árbol se traducen en cargas que nos corresponde sanar y de no ser así, podríamos heredar el problema a nuestros hijos y generaciones venideras.

Cuando vamos tomando conciencia de un problema familiar y lo transformamos, automáticamente todo nuestro Árbol se va sanando, liberando y el inconsciente familiar se va resolviendo. Liberamos a nuestros ancestros, a nuestros descendientes y a nosotros mismos., cerrando de esta forma el ciclo.

Para empezar, debemos conocer la historia de nuestros antepasados, averiguar más sobre nuestros abuelos y bisabuelos de ser posible. Esto nos permite sentirnos realmente parte del clan familiar y la información nos puede ayudar a comprender a nuestros padres, ya que normalmente solo tenemos una percepción de ellos.

un abrazo
atentamente
tu amiga
Rocio de la Rosa.

Comparte:

Artículos Sugeridos: